Google+ Followers

30 de diciembre de 2012

Diez problemas que afrontará el mundo Por Luisa Corradini | LA NACION


Las claves para 2013 / Desafíos en todas las regiones

Entre la preocupación por la marcha de la economía global, el desempleo y la pobreza en la castigada Europa, la guerra civil en Siria, la transición en China y la incertidumbre por el futuro político en Venezuela, el planeta se prepara para otro año turbulento


 

PARÍS.-El mundo no se terminó el 21 de diciembre, pero -como cada vez que estuvo a las puertas de una nueva era- continuará dando tumbos por lo menos un año más.
La economía mostrará pocas señales de vida y en consecuencia el crecimiento será mediocre. El desempleo y la pobreza aumentarán en Europa, provocando gran tensión social y consecuencias directas en el resto del planeta. Pese a todo, el euro sobrevivirá y ningún país dejará la moneda única. El sostenido aumento del precio de las energías fósiles no ayudará. Pero 2013 no será el año de las energías alternativas, sino el del carbón y del gas de esquisto, gracias al cual Estados Unidos pronto dejará de depender del petróleo saudita.
La temperatura del planeta será una de las más elevadas desde comienzos de siglo XX. La agricultura padecerá las consecuencias y los hielos polares, en particular los antárticos, continuarán derritiéndose a pasos de gigante.
En ese cuadro sombrío, la buena noticia es que 2013 será un buen año para América latina, aun con la incertidumbre sobre el futuro de Venezuela por la enfermedad de Hugo Chávez . En cuanto a las guerras, el conflicto en Siria dará paso a un nuevo orden interno, mientras que las elecciones en Irán serán una buena ocasión para que Teherán y Washington comiencen a dialogar.

Economía global

EL PANORAMA NO INVITA A ALENTAR EXPECTATIVAS DE UNA SALIDA A LA CRISIS
Inútil hacerse ilusiones: seis años después del comienzo de la crisis, la situación de la economía mundial seguirá siendo dramática. Esos grandes motores de la actividad global que fueron Europa, Estados Unidos, Japón y China seguirán casi paralizados, con cifras de crecimiento anémicas. El mejor ejemplo será Europa. El PBI de los 17 países de la eurozona debería crecer menos del 0,5% en 2013. Alemania y Francia podrían superar laboriosamente esos guarismos, pero Grecia permanecerá en recesión por sexto año consecutivo, mientras que los resultados económicos de España y Portugal empeorarán por cuarta vez en cinco años.
Como hasta ahora, los líderes europeos tendrán escasas soluciones y subsistirán las dificultades para que los países del Norte y del Sur puedan superar sus dificultades. El euro sobrevivirá, pero no recuperará su buena salud en los próximos meses. Estados Unidos estará en mejores condiciones, aunque su economía crecerá poco más de 2%.
Los malos vientos provenientes de Europa y de Estados Unidos evitarán que los países en desarrollo progresen. Gracias a la expansión del consumo en los mercados emergentes, ese sector crecerá cerca del 6%. Pero pocos países continuarán registrando las insolentes cifras a las que estaban acostumbrados: el PBI de Brasil aumentará 4% y el de la India, 6,5%. China podría crecer 8,6%. Si bien la segunda economía del mundo registra esa cifra positiva -gracias a su política monetaria y a los programas de inversión pública regional-, con el correr de los meses comenzarán a aparecer algunas grietas.

La crisis europea

LA CREDIBILIDAD DE LOS POLÍTICOS SEGUIRÁ CAYENDO AL RITMO DE LA ECONOMÍA
Varias elecciones importantes podrían modificar el curso de la construcción europea en 2013. Con una economía paralizada, un desempleo en aumento y una desconfianza cada vez mayor en la clase política, el final del túnel todavía parece lejano. Italia elegirá gobierno en febrero. Si bien Mario Monti espera aprovechar su popularidad al frente de una coalición centrista para seguir dirigiendo el país, las encuestas otorgan la ventaja a la coalición liderada por el Partido Democrático (PD) de centro-izquierda, y con Silvio Berlusconi merodeando por una nueva candidatura. Ese resultado confirmaría la tendencia registrada desde que comenzó la crisis del euro. Desde entonces, la ira de los europeos, hartos de ajustes, castigó a sus gobiernos -de izquierda y derecha-, negándoles la reelección. Así fue en Grecia, Irlanda, Portugal, España, Gran Bretaña, Holanda, Finlandia y Francia.

Tensión en Medio Oriente

LA "PRIMAVERA ÁRABE", CON SUS LUCES Y SOMBRAS, PODRÍA AVANZAR A OTROS PAÍSES
Las esperanzas despertadas por la "primavera árabe" seguirán pendientes. Los dirigentes islamistas que reemplazaron a casi todas las dictaduras en Túnez, Egipto, Yemen y Libia no responden precisamente a las demandas democráticas de sus poblaciones. Pero, al menos, las dictaduras cayeron y otros regímenes fuertes están sometidos a una intensa presión, como en Bahrein y en Siria. Sobre este último país, en medio de una feroz guerra civil, la gran incógnita es saber si Bashar al-Assad podrá partir al exilio, morirá en su palacio o resistirá la rebelión en su contra. Y habrá que prestar atención a Israel e Irán, que tendrán elecciones en enero y en junio, respectivamente. Los resultados pueden influir fuera de las fronteras, y en el caso particular de Israel, en las relaciones con los palestinos.

La marcha de América latina

ESPERA UN CRECIMIENTO POR ENCIMA DEL PROMEDIO, PERO DEPENDE DE CHINA
Mientras el resto del mundo seguirá empantanado, América latina será la única región que progresará, aunque no tanto como debería. El crecimiento de la región se anuncia sólido: entre 3% y 4%. Después de un año difícil, Brasil debería reanudar la expansión económica, mientras que Perú, Chile y Colombia registrarán crecimientos por encima de la media regional. Tratándose de países exportadores, los ojos de la región estarán puestos en la evolución de China, que tendrá repercusiones inmediatas en los precios de las commodities latinoamericanas. Además, las miradas se dirigirán hacia Venezuela y su actualidad política. ¿Asumirá Chávez su nuevo mandato el 10 de enero? ¿Sería posible un chavismo sin Chávez?

La transición en China

XI JINPING DEBERÁ ENFRENTAR LA CRECIENTE CORRUPCIÓN
Tras suceder a Hu Jintao como líder supremo, Xi Jinping asumirá en marzo sus funciones de presidente de China. Si en apariencia se trata de una transición serena, numerosos desafíos esperan al nuevo mandatario. Xi deberá ante todo asegurar la estabilidad política y social en un país cuya economía padece el impacto de la crisis del mundo desarrollado. En el plano interno, su principal preocupación será poner límite a la corrupción generalizada que gangrena la segunda economía del planeta, creando un profundo malestar en la población. Según un estudio del Pew Global Attitudes Project, la mitad de la población considera la corrupción oficial como un "enorme problema".

La evolución de Estados Unidos

LA PRIORIDAD SERÁ SUPERAR EL "ABISMO FISCAL" Y SOMETERSE A UN AJUSTE PRESUPUESTARIO
La tarea de superar el "abismo fiscal" seguramente quedará en manos del nuevo Congreso, que podría reducir algunos impuestos y aumentar el techo de la deuda pública. El verdadero golpe llegará con la política de ajuste presupuestario. En el terreno social, la principal batalla que le espera a Barack Obama será la exigencia de la oposición republicana de recortar su programa de atención de salud universal. En otro plano, Estados Unidos superará los 315 millones de habitantes. Entre nacimientos, decesos e inmigrantes, la población aumenta al ritmo de un habitante cada 17 segundos.

Liderazgos más débiles

LAS ELECCIONES YA NO BASTAN PARA LA LEGITIMIDAD DEMOCRÁTICA
Habrá que hacerse a la idea de que en el mundo desarrollado, los liderazgos serán cada vez más débiles. La buena noticia es que la razón de ese proceso irreversible es una democracia cada vez mayor y más sofisticada, donde los ciudadanos reivindican su derecho a opinar y a ser consultados en forma permanente. "Aquellos que creen que el simple veredicto de las urnas es garantía de legitimidad para gobernar, se equivocan. En las democracias desarrolladas, los gobernantes deben someterse al control popular todos los días", señala el filósofo francés Pierre de Rosanvallon.

El auge de las "ciberguerras"

AUMENTARÁN LOS ATAQUES INFORMÁTICOS CONTRA EMPRESAS E INSTITUCIONES
Se volvió tan común que los expertos ni siquiera la incluyen en las previsiones destacadas del año. "Todas las fuerzas armadas cuentan hoy con cuerpos especiales que se ocupan de proteger las infraestructuras informáticas de sus países y disponen de medios de defensa contra potenciales ataques", explica Ralf Benzmüller, de G Data Security Labs. Pero hablar de "ciberguerra" sería exagerado: más bien se trata de "ciberespionaje". Lo que aumentará en 2013 serán los ataques contra empresas e instituciones, dirigiéndose a estructuras más pequeñas y menos protegidas.

Una nueva era

HABRÁ CAMBIOS EN LAS FUENTES ENERGÉTICAS Y MÁS LIBERTADES CIVILES
El año próximo se acelerarán cambios revolucionarios en el planeta, anunciadores de una nueva era. Entre ellos, la transición energética en Estados Unidos gracias al gas y al petróleo de esquisto, que lo transformará en el principal productor mundial y cambiará la geopolítica internacional. O el fin de la maldición africana: el continente del hambre, las guerras y las dictaduras se está convirtiendo en una de las zonas más dinámicas del mundo por su crecimiento. Además, los avances vertiginosos de la biotecnología, sumados a la capacidad de cálculo de las computadoras actuales, están cambiando radicalmente la medicina.
La prueba es un genoma humano al alcance de todos a sólo 1000 dólares, a través de Internet. En Estados Unidos, América latina y Europa, el debate sobre la despenalización de la marihuana se intensifica. Las bodas gays se generalizan y el feminismo se afirma: una ola libertaria parece apoderarse de gran parte del mundo.

¿Más o menos Estado?

SE TRATA DE UNA DISCUSIÓN QUE VA MÁS ALLÁ DEL DEBATE ENTRE IZQUIERDA Y DERECHA
En otras palabras: ¿habrá más o menos solidaridad social? En un mundo en crisis, el debate adquirirá diferentes matices de cada lado del Atlántico. En Estados Unidos, la batalla en torno a la perspectiva de reducir los impuestos para todos -incluyendo a los ricos- o aumentarlos para los mayores ingresos, marcará los próximos 12 meses.
En Europa, el enfrentamiento se manifestará en torno al dilema que hasta ahora dividió al Norte y al Sur del continente: ¿más ajustes, menos Estado de bienestar, más años de trabajo y menos seguridad social? ¿O todo lo contrario? La puja promete ser histórica, desdibujando incluso la tradicional división entre derecha e izquierda. Comparado con la última mitad del siglo XX, el desafío es hoy ciclópeo para los responsables políticos. Casi la cuadratura del círculo.


La periodista de LA NACION de Argentina hace un analisis corto y conciso de los desafios del 2013 en algunos podemos disentir sobre todo en los caminos de superarlos pero es su opinion y asi la publicamos IG
Publicar un comentario