Google+ Followers

27 de octubre de 2012

¿Palestinos lavando dinero en Israel?


ImprimirPDF
Altos funcionarios temen que la AP esté ayudando a familias del crimen árabe israelíes a ocultar fuentes de dinero ilegal en cuentas bancarias israelíes

Itamar Eichner

Ynetnews
22.10.12 / Israel Business
Autoridad-Palestina
Funcionarios israelíes temen que la Autoridad Palestina esté ayudando a familias del crimen árabe israelíes a blanquear dinero en cuentas bancarias israelíes.
Altos funcionarios del estado han revelado que la Autoridad Palestina presentó, recientemente, una solicitud oficial al Banco de Israel para aumentar su volumen de depósitos en bancos israelíes a NIS 2 mil millones (unos $520 millones).
 
La solicitud levantó algunas cejas en el banco central y entre otros funcionarios, que se preguntaban dónde podrían los palestinos haber conseguido tanto dinero, al mismo tiempo que se quejan de la sombría situación económica en la Margen Occidental.
 
El Banco de Israel les pidió a los palestinos, a través de terceros, aclaraciones sobre su actividad financiera - el volumen de uso de sus tarjetas de crédito, las cuentas bancarias que se han abierto, etc. - pero no recibió respuestas claras.
 
La petición palestina no coincide con el déficit de la balanza comercial entre Israel y la Autoridad Palestina, que debería haber dado lugar a una demanda de shekels israelíes en la Margen Occidental, en lugar de un superávit de shekels.
 
La solicitud está siendo examinada por funcionarios estatales y de seguridad. Altos funcionarios del Banco de Israel sospechan que ésto es parte de la actividad de las familias del crimen árabe israelíes, que los palestinos utilizan para lavar dinero.
 
A la luz de la investigación, que está siendo coordinada con elementos internacionales, Israel ha eludido, hasta ahora, aceptar el pedido palestino.
 
El pedido se produce en el contexto de una grave angustia económica en la AP. Estudios recientes han citado la sombría situación económica como la causa de la caída de la popularidad del Presidente Palestino Mahmoud Abbas y el Primer Ministro Salam Fayyad.

¿Por Qué los Palestinos Quieren la Ciudadanía Israelí? Khaled Abu Toameh


23 de octubre de 2012


israel-arabs
No se puede negar que al solicitar la ciudadanía israelí, desafiando las advertencias de la OLP y Hamas, en realidad están dejando en claro que prefieren vivir bajo Israel que bajo cualquier gobierno árabe.

La Autoridad Palestina dice que está preocupada por el aumento en el número de palestinos de Jerusalén que están procurando la ciudadanía israelí.

Hatem Abdel Kader, quien está a cargo de la "Cartera de Jerusalén" en la gobernante facción de Fatah en la Margen Occidental, reveló que a más de 10.000 palestinos de Jerusalén se les ha concedido la ciudadanía israelí.

Abdel Kader atribuyó el creciente fenómeno al fracaso de la Autoridad Palestina y de los países árabes e islámicos en ayudar a los residentes palestinos de Jerusalén.

En otras palabras, está admitiendo que Israel está haciendo más por estos palestinos que todos los dirigentes palestinos y de los países árabes e islámicos juntos.
De acuerdo con cifras dadas a conocer por el Ministerio del Interior de Israel, 3.374 palestinos obtuvieron la ciudadanía israelí en la última década.

De acuerdo con funcionarios del ministerio, en los últimos dos años el número de solicitantes de ciudadanía israelí se ha intensificado.
Los palestinos que viven en Jerusalén disfrutan del estatus de residentes permanentes de Israel. Esto significa que tienen documento de identidad israelí, pero no tienen pasaporte israelí.

Como residentes permanentes, tienen derecho a todos los derechos de un ciudadano israelí, con la excepción del voto en las elecciones generales.

La ley israelí, sin embargo, permite que cualquier residente solicite la ciudadanía.
Sin embargo, en las primeras dos décadas desde que Israel anexionó Jerusalén Oriental, después de 1967, pocos palestinos solicitaron la ciudadanía.
En esa época, se consideraba un acto de traición solicitar la ciudadanía israelí; la OLP amenazaba abiertamente a los palestinos que la obtuvieron.

Pero la tendencia cambió después de la firma de los Acuerdos de Oslo en 1993 y, un año más tarde, del establecimiento de la Autoridad Palestina en la Margen Occidental y la Franja de Gaza.
De repente, el número de solicitantes aumentó dramáticamente y los palestinos ya no tenían miedo o vergüenza de estar frente a las oficinas del Ministerio del Interior en Jerusalén para solicitar la ciudadanía israelí.

La principal razón por la que los palestinos se apresuraban a solicitar la ciudadanía era su temor de que Israel también cedería el control sobre Jerusalén Oriental a la Autoridad Palestina.

Su mayor temor era que perderían todos los privilegios de que disfrutan los residentes que viven bajo soberanía israelí, incluidas la atención de salud gratuita y educación, y la libertad de circulación y de trabajo.

Además, los residentes palestinos de Jerusalén se dieron cuenta de que, a pesar de todas las dificultades que enfrentan en Israel, sus condiciones de vida eran todavía, por lejos, mucho mejores que las de los que viven bajo la jurisdicción de la Autoridad Palestina.

La falta de democracia y la masiva corrupción financiera bajo la Autoridad Palestina, también llevaron a muchos palestinos de Jerusalén a solicitar la ciudadanía israelí, como una forma de asegurar que siempre permanecerían bajo soberanía israelí.

Como lo explicó un palestino: "Prefiero el infierno de los judíos al paraíso de Hamas o de Yasser Arafat".

Otra razón por la que los palestinos se apresuran a solicitar la ciudadanía israelí es el temor de que las autoridades israelíes podrían revocar sus documentos de identidad emitidos por Israel.

De acuerdo con la normativa del ministerio, los residentes palestinos de la ciudad que se trasladan para vivir fuera del país, pierden automáticamente su estatus de residentes permanentes.

En la última década, muchos de los residentes palestinos que se trasladaron a la Margen Occidental o que se fueron de Israel perdieron sus documentos de identidad israelíes.

Muchos de los que han solicitado la ciudadanía israelí son cristianos de Jerusalén que también tienen miedo de acabar en la jurisdicción de la Autoridad Palestina o de Hamas.

Irónicamente, la obtención de la ciudadanía israelí se ha convertido en una manera para que los palestinos garanticen sus derechos sociales, económicos, de salud y educación en el país.

No se puede negar que solicitar la ciudadanía israelí, desafiando las advertencias de la OLP y Hamas, es también una declaración política por parte de los solicitantes. En realidad, están dejando en claro que prefieren vivir bajo Israel que bajo cualquier gobierno árabe.

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld
Difusión: www.porisrael.org

COMENTARIO PERSONAL< Es una nota objetiva pero muy limitada a JERUSALEM Y nosotros tenemos la certeza que el interes por la ciudadania es mucho mayor en varios otros puntos de Israel.-
Las razones similares pero se esta dando un hecho muy complicado, segun el Dr. De La Pergola experto estudioso de los movimientos humanos, el tema es la contracara del tema; La poblacion arabe tiene un indice de crecimiento exponencial y la poblacion 
judia un crecimiento muchisimo menor.- Si esta tendencia a nacionalizarse de los arabes no se maneja adecuadamente en unos 20 años su potencial seria equivalente a los judios entonces podrian por medio del voto lograr lo que no lograron con las guerras y en los foros internacionales ..........cuidado con este futuro   IG




26 de octubre de 2012

FRANCIA CONFESION DEL PRESIDENTE SOBRE EL HOLOCAUSTO





Lunes 22 de octubre de 2012 El presidente de Francia, François Hollande, confirmó la terrible verdad: “Ni un soldado alemán, ni uno solo, participó en el arresto de los judíos franceses durante la ocupación nazi ni en su envío a los campos de exterminio. Lo cierto es que el crimen fue cometido en Francia, por Francia”.
Se cumplían siete décadas de la concentración de judíos en Drancy y el Velódromo de Invierno, donde eran subidos a los trenes de ganado que los llevarían a las cámaras de gas de Auschwitz
La policía francesa hizo la lista de los judíos y fue por ellos. El presidente Chirac afirmó en 1995: “Francia, el país de la ilustración y de los derechos humanos, tierra de bienvenida y asilo, Francia ese día cometió lo irreparable”. “Hablemos de las horas oscuras de la colaboración”, agregó Hollande hace unos días, “hablemos de nuestra historia y por lo tanto de la responsabilidad de Francia”.
No conozco confesión alguna de culpa tan categórica por parte del mandatario de una nación. “Estamos reunidos esta mañana para recordar el horror del crimen, lamentar el dolor de quienes sufrieron la crueldad y hablar de las negras horas de colaboración, nuestra historia, la responsabilidad de Francia en la tragedia. Estamos reunidos para mantener en la memoria el Holocausto, del cual las redadas fueron primera etapa, para librar la batalla contra el olvido y decir a las nuevas generaciones lo que la barbarie puede causar y las defensas que la humanidad posee para derrotarla”.
Al arrestar miles de inocentes, la orden del gobierno de Vichy fue que los niños no deberían ir en los mismos trenes que los adultos. Los padres fueron separados de los hijos y enviados en distintos vagones a la cadena industrial de la muerte. Debían arribar en punto para sacar de la cámara los cadáveres tibios, llenarla sin pausas con los recién llegados en número exacto a fin de no desperdiciar el gas calculado por persona y dejar caer los cadáveres a los hornos encendidos día y noche.
“Fueron asesinados sólo por ser judíos”, dijo el presidente. “El crimen fue cometido aquí, en nuestra capital, en nuestras calles, los patios de nuestras casas, las banquetas, escuelas, lugares de juegos infantiles. La infamia no tiene precedente ni comparación: el Holocausto, el intento de aniquilar a todos los judíos del continente europeo. 72 mil judíos franceses fueron deportados a los campos de la muerte. Volvieron únicamente 2 mil 500. Esos hombres, mujeres y niños no sabían la suerte que les esperaba, ni siquiera lo imaginaron. Ellos creían en Francia”.
“Creían, agregó el orador, que el país de la Gran Revolución y la Ciudad de la Luces era un cielo seguro para ellos. Amaban la república con la pasión nacida de la gratitud porque fue en París en 1791, bajo la Asamblea Nacional Constituyente, que los judíos llegaron a ser ciudadanos con todos los derechos por primera vez en Europa. Hace 70 años la promesa y su fe fueron traicionados. Mi presencia esta mañana obedece a la firme determinación de Francia de honrar la memoria de los niños perdidos y de los muertos sin tumba, cuya sepultura es nuestra memoria”.
El presidente Hollande recordó: “El honor fue salvado por los héroes anónimos que ocultaron algún vecino y arriesgaron su vida por la de inocentes, lo que permitió sobrevivir a tres de cada cuatro judíos franceses; por el general De Gaulle, quien de pie, el 18 de junio de 1940, continuó la batalla; por la resistencia, el ejército en las sombras que no se resignó a la derrota; y por los soldados presentes en los campos de batalla, con nuestra bandera, los miembros de las Fuerzas de la Francia Libre”.
El magnífico discurso alcanza la magnitud de una lección universal. “La verdad no divide a los pueblos. Los une. Estoy convencido de nuestro deber de recordar, mantener la memoria con la verdad y la esperanza. La ignorancia es la fuente de numerosos abusos. Tenemos la misión de enseñar, educar acerca del pasado y hacer entender sus dimensiones. El Holocausto está en los planes de estudio de las escuelas primarias y secundarias de Francia. Debemos mostrar su asombrosa singularidad. Por su naturaleza, su escala, sus métodos y la terrible exactitud de su consumación, este crimen es único en la historia. Debemos recordarnos constantemente a nosotros mismos su abismal diferencia”.
Finalizó con una denuncia: “El Holocausto no se creó en el vacío, no emergió de la nada. Fue posible por siglos de ceguera, estupidez, mentiras y odio. Fue precedido por señales que no alertaron la conciencia de la gente. No eran monstruos, tenían nuestros rostros”, dijo Primo Levy. “Recordar cómo creció la ignominia, para que no se repita”.
Gracias, presidente François Hollande.





20 de octubre de 2012

Timerman el ministro "judio"

Timerman el canciller judío que le estrechó la mano a Hitler

JOSE BRECHNER
Quienes se sorprendieron de la aproximación de Argentina a Teherán es porque se olvidaron de la esencia antidemocrática de sus dos principales diplomáticos: Cristina Kirchner y Héctor Timerman.
De Cristina no hay mucho que agregar que no se haya revelado. De Timerman la mayoría no sabe gran cosa porque además de que se fue de la Argentina por mucho tiempo, nunca se movió en los ambientes peronistas, ni en círculo político alguno. Lo único que lo hacía conocido era el apellido paterno, que le sirvió para editar un par de revistas en Buenos Aires y décadas después, comprar el Consulado Argentino en New York.
Pero a Héctor Timerman yo lo conozco hace más de 40 años. Fuimos compañeros de curso en el colegio, éramos amigos fuera del colegio, la relación se mantuvo cordial con el tiempo y alguna vez casi fuimos socios. Era mejor tipo.
Héctor idolatraba a su padre, Jacobo, un portentoso egocéntrico, de quien Héctor heredó esa condición, amplificada. Jacobo era un burgués socialista que se asoció con David Graiver --el banquero que lavaba el dinero obtenido de los secuestros de los Montoneros -- para financiar La Opinión. Un diario de gran éxito, imitación de Le Monde.
Su fortuna creció cuando Graiver murió en un irresuelto accidente aéreo en Acapulco en 1976. Jacobo liquidó el periódico y construyó su sueño dorado; su casa en Punta del Este. A diferencia de los demás bungalows, que para ubicarlos por falta de numeración en el bosque llevan un distintivo con un nombre común, a veces relacionado con la placidez del lugar, por decir: “Atardecer”; “Sosiego”; “Armonía”, éste llevaba un enorme cartel al que lo único que le faltaban eran las luces de neón. Decía: “Timerman”.
El afán de figuración de Jacobo era similar al de Cristina pero inferior al de Héctor, que acomplejado, pero al mismo tiempo orgulloso por la notoriedad de su padre, siempre quiso igualarlo o excederlo. Su primer paso en ese rumbo lo tomó cuando decidió ascender socioeconómicamente y se casó con una rica heredera.
La madre de su esposa tiene presunciones aristocráticas y le encanta figurar en las revistas de fotos de “sociedad”, haciéndose pasar sin timidez por “condesa”, aunque de la nobleza europea no tiene ni una peca y la realeza hebrea desapareció hace 2.000 años. Conozco al único conde judío y no tiene parentescos en América Latina.
El título de Conde no se compra, es otorgado por un Rey y viene acompañado de un condado y un palacio. Sin embargo es evidente que la parodia nobiliaria ha influido determinantemente para que la Cris, que se desvive por trepar socialmente, designase a Héctor embajador y después canciller, sin que tuviese ninguna experiencia política ni diplomática.
Timerman se fue a vivir a Estados Unidos pero odia a ese país. Por eso inspeccionó personalmente un avión estadounidense de ayuda militar que llegó a Ezeiza, acusando infantilmente al Pentágono de espionaje y tráfico de drogas, haciendo uno de los papelones más ridículos de la diplomacia moderna.
Héctor en tiempo récord, extrajo todo su arsenal de desprecio a Washington, hasta tirar las relaciones con Estados Unidos al suelo, pese a que podría haber congeniado con Hillary y Obama que son de izquierdas, más son demasiado conservadores para su gusto. Su línea es la de Hugo Chávez.
Irónicamente, cuando lo designaron embajador, se comentó que fue porque tenía buenos lazos con los demócratas. Por lo visto no era así. Fue la historieta de la nobleza, la condesa y la riqueza, que fascinaron a la Cris.
Cuando Héctor fue nombrado embajador y posteriormente canciller, le escribí felicitándolo y sugiriéndole que fuese cuidadoso con lo que hiciere, debido a las repercusiones que sus actos podrían acarrear por su condición de judío. Obviamente no recibí respuesta.
Si Su Excelencia pudo olvidar la amistad que le brindó Estados Unidos, también puede olvidar una amistad personal. Como yo soy un judío sionista, mi conciencia no me permite dejar que nadie atente contra la seguridad de mi pueblo. Por eso escribo esta nota.
Héctor continuó con sus labores chavistas, reconociendo un Estado Palestino, apoyando a Gadafi y Bashar al-Assad, hasta que llegó el remate en la AGONU. Mientras Benjamín Netanyahu daba un discurso gráfico a la asamblea, previniendo sobre la necesidad de reaccionar conjuntamente frente al peligro nuclear iraní, Timerman organizaba su anhelado encuentro con su contraparte de Teherán, Ali Akbar Salehi.
La reunión con Salehi fue en Iom Kippur, fecha en la que los norteamericanos y los israelíes no enviaron sus delegaciones al foro. Pero Timerman trabajó ese día con los enviados de los ayatolas en su obra maestra: Olvidar a los asesinados en la AMIA, aprobar la desaparición de Israel, y mofarse de los Estados Unidos que también tiene de enemigo a Irán.
Después de Adolf Hitler, no ha habido ningún líder de nación alguna, con excepción de Mahmoud Ahmadinejad y del Ayatola Ali Khamenei, que negara el Holocausto y propusiera la destrucción de Israel y el pueblo judío. Eso le agrada a Timerman. ¡Bravo Héctor, sos un peronista copado!
Las consecuencias de las relaciones con Irán y cualquier país o entidad extremista musulmana serán catastróficas para los argentinos. En 1988 la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) me invitó a una reunión personal en Túnez con su jefe, Yasser Arafat (a quien Héctor consideraba un “terrorista moderado”). Hubiese sido la primera vez que un político judío en ejercicio se reuniría con el cabecilla árabe. Era mi oportunidad de llegar al estrellato, pero no acepté. Yo no estrecho la mano de un asesino antisemita cuyo propósito es exterminarme.
Sin embargo, el 13 de Septiembre de 1993, los gobernantes izquierdistas israelíes, Yitzhak Rabin y Shimon Peres, sí lo hicieron, y con ese gesto legitimaron el terrorismo palestino y su ficticia lucha por un territorio que nunca les perteneció.
Casi 20 años después de ese fatídico encuentro, no hubo el prometido reconocimiento de Israel por parte de la AP, no hay paz, aumentó el terrorismo y el antisemitismo. Y, Peres, --por quien tengo muy poco respeto, pues discutimos sobre el asunto palestino en 1989 cuando ejercía de Ministro de Exteriores de Isaac Shamir-- era y sigue siendo mucho más inteligente que Héctor Timerman.
Jacobo Timerman era controversial pero también era más inteligente que su hijo, y por lo menos tenía un mérito. En La Opinión no se podía escribir contra Israel. Jacobo además era antiperonista. En 1973 almorzábamos en su casa cuando dijo: “Llega Perón, se va Timerman”. Y se fue, y después volvió, y el hijo se hizo peronista, anti sionista. Y eso que Héctor, en todo, imitaba y parafraseaba a su padre. 

Esta nota no pudo der confirmada totalmente por lo que refleja solamente la opinion del autor,pero es interesante su difusion, por lo que no nos hacemos responsablñe de sus dichos  I.G.
PD si algun lector puede confirmar estos eleementos me gustaria que lo hicieran saber a lo largo de comentarios

Pequeño documental de Israel

8 de octubre de 2012

SI ESTO NO ES DISCRIMINACION YA NO ENTENDEMOS NADA


          77 carreras menos para la universitaria iraní


Mujeres en Irán, sólo hijos y atender a esposo
Mujeres en Irán, sólo hijos y atender a esposo
A partir de este año, 36 universidades iraníes han decidido prohibir a las mujeres inscribirse en 77 carreras. ¿La razón? "Son muy pocas las empresas que desean contratar mujeres", justifica el director de la Universidad de Isfahan, Mohamed Husein Ramesht. "No necesitamos mujeres que estudien", zanja GholamrezRashed, rector de la Universidad de Tecnología del Petróleo, bajo el argumento de que la industria petrolera (el principal motor de la economía iraní) contrataba a muy pocas profesionales.
Si bien el paro entre las mujeres egresadas de ingenierías especializadas en la industria petrolera es más alto que entre los hombres, el desempleo no afecta solo a ellas. Las sanciones internacionales contra el país debido a su polémico programa nuclear han afectado a la industria petrolera del país. Irán, el tercer productor de crudo en el mundo según la OPEP, extrajo menos petróleo que Irak por primera vez en 20 años.
Pero lo extraño es que la prohibición no afecta exclusivamente a los estudios vinculados directamente con la producción del petróleo: entre las carreras vedadas están cursos en filología, informática y hostelería. Así que el argumento del régimen (sobre que "nadie quiere contratar a las mujeres profesionales en la industria petrolera") es difícil de sostener. Aun así, el ministro de Educación iraní, KamranDaneshjoo, defiende que las carreras prohibidas a las mujeres representan sólo el 10% de la oferta universitaria para las estudiantes, pero para la jurista ShirinEbadi, una de las primeras iraníes nombrada jueza en el Irán previo a la revolución islámica de 1979 y premio Nobel de la Paz en 2003, el objetivo a largo plazo del Gobierno iraní es que haya menos mujeres en las universidades: el 52% de las estudiantes son mujeres. En Ciencias, son el 68% del alumnado. "Es parte de la política de [la república islámica de] Irán, que quiere regresar a las mujeres a funciones estrictamente vinculadas al hogar y no soporta que tengan un lugar en la agenda pública", afirmó Ebadi en una carta dirigida al secretario general de la ONU Ban Ki-Moon.
El régimen es, por lo menos, congruente con su discurso.
El anuncio sobre la prohibición en las universidades ocurre unas semanas después de que el líder supremo del régimen, el ayatolá AliJamenei anunciara que la política de control natal del régimen, que recomendaba que cada familia debía tener dos hijos como máximo, era cosa del pasado. Jamenei urgió a los iraníes a tener familias "numerosas". El régimen calcula duplicar la población del país (que actualmente tiene unos 75 millones de habitantes) en unos 20 años. El líder explicó que una población más abultada era crucial para "derrotar a Occidente". AlirezaMarandi, exministro de Salud y actual miembro del comité de Salud del parlamento, explicó al periódico iraní Arman que la simple abolición de la política "no añadiría un solo bebé a la población" puesto que cada vez más jóvenes iraníes decidían estudiar y "casarse más tarde y criar familias pequeñas para ejercer una vida profesional".
Las iraníes han resistido durante 33 años la estricta política que el régimen de los mulás ha mantenido en contra de los derechos de la mujer. No solo son más las graduadas en universidades (en las ingenierías casi un 70% de las estudiantes eran mujeres), sino que ocupan sitios destacados en la ciencia y el deporte. Por ejemplo, unas 1.000 iraníes fundaron una liga de rugby en 2006. Y las primeras musulmanas que consiguieron escalar el monte Everest —en 2005— son, precisamente, iraníes (profesionales, además: una dentista y una diseñadora gráfica).
Pero ocurre que, desde las protestas que siguieron a las polémicas elecciones de 2009, el líder supremo está convencido de que los estudios universitarios siembran en los jóvenes "comportamientos subversivos", según describe un reportaje en Radio Zamareh, una emisora de radio disidente del régimen de Teherán que transmite en farsi desde Amsterdam. "[Jamenei] quiere que en las universidades se enseñen los principios básicos del Islam".
http://blogs.elpais.com/mujeres/2012/08/70-carreras-menos-para-las-universitarias-en-ir%C3%A1n.html

          Ola de acoso sexual en El Cairo al final del Ramadán


Tres chicos persiguen, tocan y acosan sexualmente a unas jóvenes que cruzan la calle en El Cairo, el 20 de agosto
Tres chicos persiguen, tocan y acosan sexualmente a unas jóvenes que cruzan la calle en El Cairo, el 20 de agosto
El final del Ramadán, una fiesta conocida como Aid el Fitr, es una fecha proclive al desenfreno, pues pone fin a un duro mes de ayuno en el que para los musulmanes está prohibido comer y beber durante las horas del día. En El Cairo, centenares de jóvenes, muchos de ellos adolescentes, aprovechan la ocasión para cometer agresiones sexuales en plena calle. Algunos de ellos actúan en manada, lo que dificulta que las víctimas y sus acompañantes puedan defenderse.
Si bien el problema no es nuevo, durante los últimos años se ha convertido en una verdadera epidemia. El sentimiento de impunidad de los agresores es tal, que las zonas de mayor riesgo son especialmente concurridas, como el centro de la ciudad, en los alrededores de la mítica Plaza Tahrir, los cines, o parques públicos.
Después de ignorar la lacra del acoso sexual durante mucho tiempo, la sociedad egipcia está empezando a tomar conciencia de la gravedad del problema. Según el periódico Masry al ium, la policía ha efectuado durante las últimas horas la detención de 32 jóvenes por haber ultrajado a mujeres, mientras se multiplican las llamadas por parte de diversos sectores de la sociedad a endurecer las penas por este tipo de delitos.
Durante los últimos meses, la sociedad civil ha lanzado diversas iniciativas para concienciar a la población e intentar reducir la dimensión del problema. Entre las acciones más imaginativas, figura la creación de una página web que incluye un mapa que indica qué zonas de la ciudad son las más peligrosas, el llamado harassmap. Además, se ha creado un grupo, el Imprint Movement, que durante los últimos tres días ha desplegado grupos de voluntarios en estaciones de metro y parques con la finalidad de disuadir a los agresores.
http://internacional.elpais.com/internacional/2012/08/22/actualidad/1345661775_461312.html