Google+ Followers

9 de marzo de 2010

LA IDENTIDAD NACIONAL PALESTINA INTENTA CONSOLIDARSE

Comentarios expuestos en el seminario realizado en la Universidad de Tel Aviv por el Centro Moshé Dayán de Estudios sobre el Medio Oriente y África y el Centro Tami Steinmetz para estudios de la Paz, en oportunidad de la presentación del libro del Prof. Meir Litvak "La Memoria Colectiva Palestina y la Identidad Nacional" ***

Apuntes del Lic. Samuel Leillen


Publicado en "AURORA" el 4.3.2010


DEFINICIONES Y SEMÁNTICAS

La memoria colectiva de una sociedad, lo que se recuerda en conjunto y lo que se olvida en forma colectiva, es una arquitectura cultural sometida a la hegemonía de los políticos que exigen de los intelectuales crear mitos e ideologías para la comunidad nacional, en especial cuando se trata de una comunidad que se encuentra en proceso de conformación de su definición soberana como actualmente lo es la sociedad palestina. Podrá notarse en ella el vaivén entre la realidad y la fantasía, entre la aspiración de modernizarse y la fidelidad a los legados históricos.
Bajo esa aureola de la memoria colectiva, se suelen desarrollar tres procesos:
1) el originario, el de la creación, el de la conformación – etapa en la que participan académicos, intelectuales, etc.;
2) el aleccionador, el de la enseñanza, de la difusión – esta es la tarea de los movimientos políticos, de los regímenes burocráticos, que se ocupan de la proliferación de los monumentos y los museos que enfrenten a la memoria con las bases de su conformación;
3) el de la captación, el aprendizaje, la retención y el ejercicio – tarea de los individuos que conforman el colectivo.
En resumen, la memoria y su conformación son las bases de la identidad. Si recurrimos al Diccionario de la lengua española, encontraremos que "identidad es el conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás, conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás". Cada grupo social desarrolla su identidad propia de acuerdo al pasado, y las interpretaciones de ese pasado conforman las concepciones presentes de esa identidad.
Los "palestinos" son integrantes de un pueblo que procura definir su identidad. Este proceso se inició después de la Primera Guerra Mundial como parte de dos luchas: una, contra el Colonialismo entonces imperante, y la otra, contra el Sionismo entonces naciente. Y en definitiva, es una memoria que se basa en dos grandes derrotas: la de 1948 y la de 1967.
Estos reveses revelaron fehacientemente el atolladero en que se encontraba el proyecto nacional árabe y reflejaron la profunda crisis de programa del movimiento nacionalista en todas sus formaciones.
Para superar la frustración, comenzaron a utilizar en forma impúdica absurdos inventos y mentiras históricas. Esto ha vuelto a ser evidente en el reciente reclamo y protesta por la inclusión de dos sitios sagrados para el judaísmo – la Tumba en Hebrón de los Patriarcas y la Tumba de la Madre Raquel en el acceso a Belén – en un proyecto israelí de restauración y mantenimiento.



ANTECEDENTES Y ANTEPASADOS
En este desarrollo, participaron elementos diversos:
a) el fracaso de 1948, la "pérdida del paraíso", lo que hace que poblados desaparecidos se conviertan en hitos de la historia formativa: "…Cuatrocientos dieciocho poblados palestinos vivos y prósperos fueron arrasados en 1948 por los perpetradores sionistas. Aterrorizados, masacrados y expulsados, la mayoría de la nación palestina fue reducida al status de refugiados y personas sin patria... ". ("El llamado del Pueblo Palestino por el 50° Aniversario de la Catástrofe Palestina - Al-Nakba", 15.5.1998).
b) la "Nakba", presentada como "…la catástrofe que ocurrió al pueblo palestino en 1948 cuando las bandas sionistas masacraron hombres, mujeres y niños inocentes, saquearon sus casas, y destruyeron sus poblados y ciudades. Así la creación del Estado de Israel encima de usurpar la tierra Palestina condujo a una doble injusticia de despojo, el exilio de la mayoría del pueblo palestino y la pena del resto bajo ocupación." (ídem). La Nakba se ha convertido desde 1948 en el grito cohesionador del nacionalismo árabe, tanto contra Israel como contra los gobiernos pro-occidentales.
c) la búsqueda de raíces históricas en la región, procurando demostrar que los palestinos son anteriores a los judíos, llegando a marcar sus antepasados en los canaanitas (Edad de Bronce, 3000 antes de la era común): que su pasado biológico está en las poblaciones locales, anteriores a la llegada de los judíos a Palestina y su pasado ideológico se identifica con el Islam: "… No surgimos de la noche del mito o la leyenda, nacimos en la primitiva luz del día de la historia, en esta tierra que dio nacimiento a la mayoría de las antiguas civilizaciones. Nuestra historia empezó con la historia de la humanidad. Nuestra historia árabe empezó con la historia de los árabes. La conciencia de nuestra historia nacional empezó con nuestra resistencia a la conquista y codicia que acosa nuestra tierra." (ídem).
Olvidan que el término "Palestina" fue una nueva denominación de Judea hecha por el Emperador Romano Adriano en el año 138 de la era cristiana, modificación semántica utilizada al reconocer que nunca podría suprimir la singularidad judía en el terreno espiritual.
Insisten que fueron los árabes los primeros que habitaron la región y los que desarrollaron una cultura árabe común y un alfabeto que, más tarde, copiaron los primitivos israelitas que llegaron del desierto. Según ellos, los idiomas usados eran el árabe y el arameo, mientras que el hebreo nunca obtuvo importancia alguna. Esto lleva a explicar el "origen palestino de Jesús" y los intentos por confundir su origen judío. Incluso algunos lo presentan como el primer "yihad", mártir del Islam. Ibrahim (Abraham para los judíos) tuvo el primer contacto entre la tierra y los cielos, anunció el monoteísmo y construyó la mezquita El Aktza después del acto de devoción con el sacrificio de su hijo Ismail (no de Is'haq, Itzjak - según los hebreos): el predicó el Islam antes que los judíos existieran. Los judíos son los descendientes de Yaacov, nieto de Ibrahim, por lo tanto posteriores.
(ver abajo crónica sobre la historia de Palestina del Órgano de Información Chileno-Palestino)





DIVERGENCIAS POLÍTICAS Y VERSIONES UTILITARIAS

La necesidad de definir una identidad nacional surge después de la Guerra de los Seis Días, en 1967. Hay también influencias modernas, que llevan a relatos distintos entre el Hamás y el PLO. Hamás insiste en la versión islámica, en que toda la región siempre fue islámica y por lo tanto así debe permanecer. De la misma manera "Jerusalén y El-Aktza son los símbolos centrales de la pertenencia palestina, y "el Templo Sagrado de los Judíos tal vez existió, pero no allí" (palabras de Arafat, en las conversaciones de Camp David, año 2000).

El PLO – Movimiento de Liberación Palestina, siempre tuvo una tendencia política y pragmática destinada a conformar un estado independiente con identidad propia, por lo cual intentó siempre acentuar los orígenes canaanitas, anteriores al Islam, la continuidad histórica con orígenes previos a la existencia judía. Estas explicaciones aparecen en los libros de estudio, en los programas de televisión, en la literatura.

Los orígenes islámicos resultan una interpretación utilitaria, común al Hamás y al PLO. Las diferencias se bifurcan en cuanto a su aplicación actual, al carácter que debe tomar la lucha contra los sionistas. Si ambos movimientos llegaran a un entendimiento entre ellos, deberán redactar nuevamente los lineamientos de la identidad palestina en base a nuevas versiones que se convertirán en temas de estudio de futuros investigadores.


LA NAKBA Y EL HOLOCAUSTO

Los palestinos adoptaron gran parte de la terminología relacionada con el Holocausto, su descripción histórica y su mensaje humano.

Las dos tragedias humanas fueron puestas en un plano de igualdad para obtener "ventajas materiales". La comparación entre las dos tragedias fue notoria en 1951, cuando se discutieron las reparaciones alemanas a las víctimas de las acciones de los nazis. La lógica palestina indicaba que si los judíos recibieron indemnizaciones por lo ocurrido de 1939 a 1945, y los palestinos son los que llevan la carga de la Shoáh sobre sus espaldas, ellos deben ser compensados por sus pérdidas humanas y materiales.

Además, reclaman que el mundo entero tome responsabilidad moral por la Nakba. Ignorarla es como negar la Shoáh. El llamado del Pueblo Palestino de 1998, que fuera redactado por el poeta nacional Mahmoud Darwish y del cual transcribimos algunos textos a lo largo de esta nota, llama al mundo a reconocer su culpa. Para los palestinos, siempre los "otros" son los responsables de sus fracasos y de sus penas.

La documentación y la memoria del Holocausto son emulados: museos, monumentos, placas recordatorias, actos recordatorios, ceremonias, etc., según los modelos desarrollados por los judíos, son aplicados por los palestinos para reforzar la memoria colectiva y orientar el futuro de la nación en formación.

Con todo, muchos intelectuales palestinos tratan de atenuar los acentos, sugiriendo que no se puede desmerecer a la Shoáh, pues hacerlo va en desmedro del interés palestino: hay que procurar el reconocimiento de la interrelación entre los dos sucesos, y la aceptación de su paridad es la base para el entendimiento y condición para las conversaciones de paz. De aquí que la descripción de la Shoáh, el genocidio que la caracterizó y el sufrimiento de sus víctimas, como "mentiras inventadas por los sionistas para gozar de la misericordia de la comunidad internacional", dejó de utilizarse para poder presentar al sufrimiento palestino, heredero del Holocausto, digno del mismo reconocimiento que obtuvieron los judíos.

Olvidan los árabes, o prefieren ignorar, que las aspiraciones sionistas fueron formuladas cuatro decenios antes a los sucesos del Holocausto, y que la fundamentación legal de la independencia israelí es "en virtud del derecho natural de los pueblos a su expresión territorial y se basa en la resolución de la comunidad internacional del 29.11.1947". La Shoáh fue una tragedia aceleradora, pero no la causante de la materialización de los ideales sionistas ni la razón del dolor palestino.


Lic. Samuel Leillen – 2.3.2010


*** Conferencistas del Seminario "La Memoria Colectiva Palestina y la Identidad Nacional"
Realizado el lunes 22.2.2010 en la Universidad de Tel Aviv:

Prof. Meir Litvak, del Centro Moshé Dayán para Estudios del Medio Oriente y África, es un especialista en temas árabes y antisemitismo. Ha investigado las percepciones árabes del Holocausto. Nacido en Jerusalén en 1958, se doctoró en Harvard en 1991.

Dr. Esti Webman, Centro Moshé Dayán
Prof. Mahmoud Genaim, Director de la Cátedra de Lengua Árabe e Islam, UTA
Dr. Mahmoud Yezbak, Cátedra de Historia del Medio Oriente, Univ. de Haifa
Dr. Ephraim Laví, Director del Programa Konrad Adenauer para la Paz

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

Transcripción del sitio www.oicpalestina.org . Están marcadas algunas formulaciones tergiversadas o inventadas .


Breve Historia Antigua de Palestina

"La Palestina histórica es un país enlace de tres continentes: Europa, Asia y África. A través de ella pasaron los grandes imperios porque era necesario conquistarla para poder tener control sobre los recursos mediterráneos.

…Fue gobernada por los faraones en torno al 2.800 AC, invadida por los hicsos e hititas y los cananeos o fenicios. Los cananeos son el pueblo más importante que habitó Palestina en la antigüedad y por ello la zona era conocida como Canaán (Tierra de la Púrpura) o Fenicia que hace referencia al mismo pueblo. Los historiadores palestinos de la actualidad consideran a estos, los cananeos, como los primeros habitantes del territorio que influirán étnica y culturalmente en la conformación de lo que actualmente se conoce como Pueblo Palestino.

…Una de las ciudades cananeas más importantes fue Ur Salem (La Ciudad de la Paz) que luego sería conocida como Jerusalén en español y Al Quds (La Sagrada) para el mundo islámico. Ésta había sido fundada por los jebuseos. La historia oficial cuenta que en torno al año 990AC el rey David conquistó Jerusalén a los jebuseos por medio de un contingente enviado a través de un manantial subterráneo, y la convirtió en capital de su reino.

…Hacia 1250 AC se producen las primeras conquistas hebreas y la aparición de los filisteos (1200-1000 AC) que le darían nombre más conocido a la región (en árabe palestina es Falastín o tierra de filisteos). Los filisteos se asentaron principalmente en Gaza y su origen es objeto de controversias. Para algunos historiadores, los filisteos provenían de la Isla de Creta, por lo que serían étnicamente griegos, mientras otros han defendido la tesis de que provienen de la península arábiga lo que los emparentaría étnicamente con los cananeos y hebreos.

…Si bien en la actualidad los judíos sionistas reivindican la Palestina como “El Gran Israel” (Eretz Israel), a costa del derecho a la autodeterminación del Pueblo Palestino, lo cierto es que en toda la historia sumando el gobierno de los asmoneos, los judíos gobernaron Palestina 474 años, dentro de los ocho mil años de historia conocida. Por otra parte, la identidad judía sionista nada tiene que ver con los antiguos hebreos, de los cuales también descienden los actuales palestinos.

En el año 135 DC, a resultas de una revuelta judía contra el dominio de Roma, el emperador Adriano arrasó totalmente Jerusalén, construyendo sobre sus ruinas una ciudad romana: Aelia Capitolina. Adriano prohibió que los judíos vivieran o entraran en ella, lo que no impidió que continuaran existiendo algunas comunidades judías en Galilea. Muchos de esos judíos permanecieron hasta nuestros días en Palestina, dentro de los cuales hubo un importante sector que no adhirió al sionismo y se convirtieron en mártires de la resistencia palestina. "
Publicar un comentario