Google+ Followers

2 de febrero de 2013

Comité Central Israelita del Uruguay Editorial CCIU - Día Internacional de Recordación del Holocausto


Noticias

01/02/2013


El Día Internacional del Recordatorio de las Víctimas del Holocausto impuesto por las Naciones Unidas que se conmemoró en nuestro país,  trascendió a un acto protocolar más del Parlamento.

Senadores y diputados de todos los partidos políticos, brindaron emotivos y conceptuosos discursos a una barra muy nutrida de sobrevivientes, dirigentes comunitarios, embajadores y representantes de instituciones nacionales y de la sociedad civil.

Los conceptos vertidos contuvieron relevamientos históricos que aclararon en forma didáctica cómo se desarrolló la barbarie nazi, la “Solución Final”, persecuciones, matanzas, asesinatos sistemáticos y burocráticos, que configuraron la peor tragedia vivida por la humanidad toda y en especial el pueblo judío.
No faltaron los momentos emotivos al transcribir en la Sala Magna de nuestro Palacio Legislativo, la voz de un grupo de supervivientes, cuyos testimonios fueron especialmente recogidos como “trabajo de campo” y expuestos desde la voz del legislador.

Igualmente profundos fueron los aportes que recordaron pensamientos de grandes líderes de diversos partidos políticos, principios universales tanto laicos como religiosos. Expresiones contundentes de “nunca más”, de “basta de antisemitismo”, valientes advertencias del antisemitismo aún subyacente en nuestra sociedad. La reflexión que más allá de las circunstancias que nos toquen vivir, lo que está mal es siempre denunciable y se debe condenar. La perversa discriminación que se manifiesta, aún con lamentable vigencia, contra diversidades varias que componen lo mejor de nuestra sociedad. 

El minuto de silencio que nos llevó a la imprescindible introspección personal, luego que el Presidente de la Asamblea recogiese en una precisa síntesis, el hecho que no debemos olvidar que pese a las múltiples desgracias que infligen los más bajos instintos del ser humano a otros pueblos, la dimensión y unicidad de la Shoá es la peor tragedia perpetrada en la historia de la humanidad.

Todos los legisladores coincidieron que es imperioso combatir las intolerancias pasadas y presentes, con educación. 
El Comité Central Israelita del Uruguay no solamente hace propios dichos postulados, sino que bregamos porque se lleven inmediatamente a la práctica. La Shoá y otros genocidios deben estudiarse en la educación formal del Uruguay. 

Es uno de los planteos concomitantes al recuerdo y preservación de la memoria, propuesto por las propias Naciones Unidas. Integramos junto a decenas de países, la Task Force, institución sueca que lidera la enseñanza de la Shoá y la educación permanente para inculcar a niños y jóvenes, los fundamentales principios del ejercicio de los Valores y Derechos Humanos para una convivencia pacífica entre todos los pueblos. 

La ciudad, no obstante, se ha visto contaminada por numerosas esvásticas mancillando Estrellas de David, o acompañadas por consignas de odio. Su limpieza y la educación que las prevenga, ha de ser la puesta en práctica de la ejemplar sesión del 28 de enero en nuestra Asamblea  General. No hay tiempo que perder ni motivos para postergar dichas medidas.

Como corolario de una fecha de tal trascendencia, el Canciller de la República, en nombre del Poder Ejecutivo, transmitió por Cadena Nacional de radio y televisión, una enérgica condena a los perpetradores de la Shoá, el repudio a sus infames negadores, el ineludible esfuerzo que nuestra generación ha de realizar por evitar dicho horror y otros tantos que en caso de descuidarnos, podrían volver a repetirse. 

Destacó entre otras consideraciones, que tras la incomprensible cifra de seis millones de judíos asesinados, hay seres humanos, con sus nombres, identidad e historia individual.

El Uruguay nuevamente ha dado una muestra de civismo del más elevado nivel democrático. Un verdadero orgullo colectivo digno de ser tomado como modelo en la región y en el mundo.

Mucho queda por realizar, a título de ejemplo: emular a aquellos países de Europa que legislaron la Negación del Holocausto como un delito, pero este es el camino para progresar juntos  hacia un futuro de amor, respeto y bienestar entre los ciudadanos, términos que como bien se citaran en la Sesión, son imprescindibles para la sana relación entre los seres humanos.

Publicar un comentario