Google+ Followers

1 de abril de 2013

"Destruiremos Tel Aviv y Haifa" ... amenaza de Alí Jamenei, líder supremo de Irán


[ARTICULO] "Destruiremos Tel Aviv y Haifa" ... amenaza de Alí Jamenei, líder supremo de Irán

Como respuesta a los discursos de Obama en Israel, el ayatolá Alí Jamenei, asegura que arrasará por completo Tel Aviv y Haifa con sus misiles… 
Irán no se echa atrás y tiene “activada” toda su maquinaria de guerra para “destruir Israel” según palabras pronunciadas en un discurso en MASHAD ante cientos de miles de seguidores y emitido por la televisión oficial del régimen.

Líder supremo de Irán amenaza con destruir Tel Aviv si Israel lanza ataque contra el país

El ayatolá Alí Jamenei advirtió que Irán podría dejar “en ruinas a Tel Aviv y Haifa” si Israel comete el mínimo error, declaraciones que coinciden con la vista de Barack Obama a la región.


El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, aseguró hoy que la República Islámica “arrasará Tel Aviv hasta los cimientos” si Israel ataca Irán, en una alocución en la ciudad de Mashad con motivo del nuevo año persa, informó la televisión oficial en inglés, PressTV.

“En estos momentos los funcionarios del régimen sionista (Israel) amenazan con lanzar una invasión militar, pero ellos saben que si cometen el más mínimo error la República Islámica (de Irán) dejará en ruinas a Tel Aviv y Haifa”, afirmó.

Jamenei hizo estas declaraciones coincidiendo con la visita a Israel del presidente de Estados Unidos, 
Barack Obama, quien dijo que su país hará lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares.
 
“Todas las opciones están sobre la mesa, haremos lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares”, aseguró Obama al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu al tiempo que admitía el derecho de Israel a defenderse por sus propios medios.
 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, esconde “un puño de hierro en un guante de terciopelo”, advirtió hoy el guía supremo iraní al rechazar el saludo del mandatario por el fin de año persa.
 
Jamenei se refirió de ese modo a Obama y al resto de los representantes occidentales que aprobaron sanciones contra el programa nuclear iraní.

El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, aseguró hoy que la República Islámica arrasaráTel Aviv y Haifa “hasta los cimientos” si Israelataca a Irán, informó la televisión oficial. 
 

“Los líderes israelíes a veces amenazan a Irán, pero saben que si hacen la más mínima cosa, la República Islámica arrasará Tel Aviv y Haifa hasta los cimientos”, recalcó Jamenei en una alocución pública en la ciudad nororiental de Mashad con motivo del nuevo año persa que comienza hoy. 

Jamenei afirmó que los enemigos de Irán, entre los que citó a Israel y Estados Unidos, nunca lograrán “poner a esta nación de rodillas” y defendió su derecho al uso pacífico de la energía nuclear y al enriquecimiento de uranio para ese fin. 

El líder supremo iraní hizo estas declaraciones coincidiendo con la visita a Israel del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, donde ha dicho que su país hará lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares. 
 
“Todas las opciones están sobre la mesa y haremos lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares”, aseguró ayer Obama al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al tiempo que admitía el derecho de Israel a defenderse por sus propios medios. 
 
El 16 de marzo, el subjefe del Estado Mayor Central iraní, general Masud Jazayeri, dijo que los comandantes militares “tienen el mandato de dar una respuesta inmediata a cualquier acción hostil enemiga” ante las nuevas insinuaciones de EU e Israel de un posible ataque a Irán antes de que pueda desarrollar bombas atómicas. 
 
Israel y EU, y en menor medida algunos de sus aliados, han amenazado con recurrir a la fuerza para frenar el programa nuclear de Irán, que creen que tiene una vertiente armamentista, aunque Teherán lo niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico. 
 
Ante estas amenazas, Irán ha asegurado repetidamente que dará una “respuesta contundente” a cualquier ataque, lo que podría crear una conflagración bélica de consecuencias impredecibles en la zona de Oriente Medio y el golfo Pérsico, área esencial para el suministro de hidrocarburos al mundo. 

Desde que el “Organismo Internacional de Energía Atómica” (OIEA), publicó días pasados su último informe sobre el programa nuclear de Teherán, confirmando sus objetivos militares, Israel ha redoblado sus esfuerzos para lograr la detención del mismo. Y si en el tema del reconocimiento a un futuro estado palestino el estado hebreo tiene pocos apoyos, en este caso las mayores potencias y las democracias del mundo se han posicionado a su lado.
 
Irán, con 1.874.000 km2 y 71 millones de habitantes, está gobernado por una dictadura teocrática islámica. El “líder supremo” es Alí Jamenei –también jefe de las fuerzas armadas-, y su Presidente Majmud Ajmadineyad. Barack Obama ha vuelto a advertir esta misma semana de la “continua amenaza” del programa nuclear iraní. Su declaración se realizó después que la OIEA emitiera su categórico informe, que no da lugar a dudas acerca de los objetivos de la “República Islámica”. Mientras tanto, Irán sigue asegurando que su programa nuclear tiene fines pacíficos y sólo busca producir electricidad. 
 
Israel es el país que ha reaccionado con mayor vehemencia, y es que objetivamente no le faltan causas. Teherán se ha convertido en un curioso santuario para musulmanes radicales, regímenes autoritarios de izquierda -Venezuela, Bolivia, Nicaragua- y grupúsculos nazis que ven en Ajmadineyad un ídolo por cuestionar los crímenes de Hitler en Europa. Asimismo, Irán financia y entrena las milicias de Hamás y Hizbollah, en Gaza y Líbano respectivamente, reconocidos opositores del acuerdo pacífico palestino-israelí. 

Europa está muy cerca
 
El General Giora Eiland, uno de los más respetados expertos de seguridad israelíes, considera que “las dos opciones son peligrosas, tanto atacar Irán como abstenerse de hacerlo”. En diálogo con El Confidencial, Eiland restó importancia al debate público que sobre el tema que existe hoy en Israel. “Cuando se habla de la posibilidad de un ataque, lo primero que analizamos es nuestra capacidad militar, cuales son los riesgos y cuales las probabilidades, cuán exacta es la información de inteligencia que tenemos, y cuán seguros estamos de alcanzar un logro significativo. Este tipo de debate no llega a la opinión pública”.
Según Eiland, si el resultado de una acción militar fuera retrasar el programa “dos años no vale la pena, debe al menos demorarlo en diez años”. Preguntado acerca de las consideraciones internacionales, afirmó que “en el momento de la verdad sólo la opinión de Washington puede pesar en la decisión de Jerusalén”. “Una cosa es si Obama le dice a Netanyahu que EE.UU. no está dispuesto a lidiar con el precio de un ataque, y muy distinto es si le garantiza un posterior respaldo diplomático y militar”. 
 
Otro especialista en defensa, que solicitó anonimato, explica que “el mayor peligro radica en la combinación de un régimen fanático, irresponsable, con una visión religiosa medieval, y la posesión de armas de destrucción masiva, con misiles capaces de transportarlas a miles de kilómetros. Algunos europeos no entienden que este riesgo no es para Israel, es para todos. 
 
El Islam radical tiene como meta el mundo, y países como Israel y España son los primeros en su lista, porque fueron territorios gobernados y perdidos por los musulmanes… Madrid, Londres o París no estarán más a salvo que Tel Aviv del chantaje islamista”. Por su parte, Efraim Asculai, especialista en Irán, nos subrayó que “si bien ellos no tienen aviones de última generación, han desarrollado misiles capaces de superar los 1.800 kms, o sea de alcanzar Europa y Rusia. Y no olvidemos que los ayatollahs iraníes tienen ambiciones hegemónicas desde el Golfo Pérsico al Mediterráneo”.

En medio de esta tormenta de ideas y opiniones que se vive hoy en Israel y en las principales capitales del mundo, el Premier Netanyahu se enfrenta a una decisión todavía más difícil que la que tomó su maestro político, Menajem Beguin, cuando en 1981 ordenó el “Operativo Babilonia”… la destrucción total de Osirak, el reactor nuclear de Sadam Hussein. 
 

Fuente: DefenderIsrael
Publicado en Anajnu - Chile

Como respuesta a los discursos de Obama en Israel, el ayatolá Alí Jamenei, asegura que arrasará por completo Tel Aviv y Haifa con sus misiles…
Irán no se echa atrás y tiene “activada” toda su maquinaria de guerra para “destruir Israel” según palabras pronunciadas en un discurso en MASHAD ante cientos de miles de seguidores y emitido por la televisión oficial del régimen.

Líder supremo de Irán amenaza con destruir Tel Aviv si Israel lanza ataque contra el país

El ayatolá Alí Jamenei advirtió que Irán podría dejar “en ruinas a Tel Aviv y Haifa” si Israel comete el mínimo error, declaraciones que coinciden con la vista de Barack Obama a la región.


El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, aseguró hoy que la República Islámica “arrasará Tel Aviv hasta los cimientos” si Israel ataca Irán, en una alocución en la ciudad de Mashad con motivo del nuevo año persa, informó la televisión oficial en inglés, PressTV.

“En estos momentos los funcionarios del régimen sionista (Israel) amenazan con lanzar una invasión militar, pero ellos saben que si cometen el más mínimo error la República Islámica (de Irán) dejará en ruinas a Tel Aviv y Haifa”, afirmó.

Jamenei hizo estas declaraciones coincidiendo con la visita a Israel del presidente de Estados Unidos,
Barack Obama, quien dijo que su país hará lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares.

“Todas las opciones están sobre la mesa, haremos lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares”, aseguró Obama al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu al tiempo que admitía el derecho de Israel a defenderse por sus propios medios.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, esconde “un puño de hierro en un guante de terciopelo”, advirtió hoy el guía supremo iraní al rechazar el saludo del mandatario por el fin de año persa.

Jamenei se refirió de ese modo a Obama y al resto de los representantes occidentales que aprobaron sanciones contra el programa nuclear iraní.

El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, aseguró hoy que la República Islámica arrasaráTel Aviv y Haifa “hasta los cimientos” si Israelataca a Irán, informó la televisión oficial.


“Los líderes israelíes a veces amenazan a Irán, pero saben que si hacen la más mínima cosa, la República Islámica arrasará Tel Aviv y Haifa hasta los cimientos”, recalcó Jamenei en una alocución pública en la ciudad nororiental de Mashad con motivo del nuevo año persa que comienza hoy.

Jamenei afirmó que los enemigos de Irán, entre los que citó a Israel y Estados Unidos, nunca lograrán “poner a esta nación de rodillas” y defendió su derecho al uso pacífico de la energía nuclear y al enriquecimiento de uranio para ese fin.

El líder supremo iraní hizo estas declaraciones coincidiendo con la visita a Israel del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, donde ha dicho que su país hará lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares.

“Todas las opciones están sobre la mesa y haremos lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares”, aseguró ayer Obama al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al tiempo que admitía el derecho de Israel a defenderse por sus propios medios.

El 16 de marzo, el subjefe del Estado Mayor Central iraní, general Masud Jazayeri, dijo que los comandantes militares “tienen el mandato de dar una respuesta inmediata a cualquier acción hostil enemiga” ante las nuevas insinuaciones de EU e Israel de un posible ataque a Irán antes de que pueda desarrollar bombas atómicas.

Israel y EU, y en menor medida algunos de sus aliados, han amenazado con recurrir a la fuerza para frenar el programa nuclear de Irán, que creen que tiene una vertiente armamentista, aunque Teherán lo niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.

Ante estas amenazas, Irán ha asegurado repetidamente que dará una “respuesta contundente” a cualquier ataque, lo que podría crear una conflagración bélica de consecuencias impredecibles en la zona de Oriente Medio y el golfo Pérsico, área esencial para el suministro de hidrocarburos al mundo.

Desde que el “Organismo Internacional de Energía Atómica” (OIEA), publicó días pasados su último informe sobre el programa nuclear de Teherán, confirmando sus objetivos militares, Israel ha redoblado sus esfuerzos para lograr la detención del mismo. Y si en el tema del reconocimiento a un futuro estado palestino el estado hebreo tiene pocos apoyos, en este caso las mayores potencias y las democracias del mundo se han posicionado a su lado.

Irán, con 1.874.000 km2 y 71 millones de habitantes, está gobernado por una dictadura teocrática islámica. El “líder supremo” es Alí Jamenei –también jefe de las fuerzas armadas-, y su Presidente Majmud Ajmadineyad. Barack Obama ha vuelto a advertir esta misma semana de la “continua amenaza” del programa nuclear iraní. Su declaración se realizó después que la OIEA emitiera su categórico informe, que no da lugar a dudas acerca de los objetivos de la “República Islámica”. Mientras tanto, Irán sigue asegurando que su programa nuclear tiene fines pacíficos y sólo busca producir electricidad.

Israel es el país que ha reaccionado con mayor vehemencia, y es que objetivamente no le faltan causas. Teherán se ha convertido en un curioso santuario para musulmanes radicales, regímenes autoritarios de izquierda -Venezuela, Bolivia, Nicaragua- y grupúsculos nazis que ven en Ajmadineyad un ídolo por cuestionar los crímenes de Hitler en Europa. Asimismo, Irán financia y entrena las milicias de Hamás y Hizbollah, en Gaza y Líbano respectivamente, reconocidos opositores del acuerdo pacífico palestino-israelí.

Europa está muy cerca

El General Giora Eiland, uno de los más respetados expertos de seguridad israelíes, considera que “las dos opciones son peligrosas, tanto atacar Irán como abstenerse de hacerlo”. En diálogo con El Confidencial, Eiland restó importancia al debate público que sobre el tema que existe hoy en Israel. “Cuando se habla de la posibilidad de un ataque, lo primero que analizamos es nuestra capacidad militar, cuales son los riesgos y cuales las probabilidades, cuán exacta es la información de inteligencia que tenemos, y cuán seguros estamos de alcanzar un logro significativo. Este tipo de debate no llega a la opinión pública”.
Según Eiland, si el resultado de una acción militar fuera retrasar el programa “dos años no vale la pena, debe al menos demorarlo en diez años”. Preguntado acerca de las consideraciones internacionales, afirmó que “en el momento de la verdad sólo la opinión de Washington puede pesar en la decisión de Jerusalén”. “Una cosa es si Obama le dice a Netanyahu que EE.UU. no está dispuesto a lidiar con el precio de un ataque, y muy distinto es si le garantiza un posterior respaldo diplomático y militar”.

Otro especialista en defensa, que solicitó anonimato, explica que “el mayor peligro radica en la combinación de un régimen fanático, irresponsable, con una visión religiosa medieval, y la posesión de armas de destrucción masiva, con misiles capaces de transportarlas a miles de kilómetros. Algunos europeos no entienden que este riesgo no es para Israel, es para todos.

El Islam radical tiene como meta el mundo, y países como Israel y España son los primeros en su lista, porque fueron territorios gobernados y perdidos por los musulmanes… Madrid, Londres o París no estarán más a salvo que Tel Aviv del chantaje islamista”. Por su parte, Efraim Asculai, especialista en Irán, nos subrayó que “si bien ellos no tienen aviones de última generación, han desarrollado misiles capaces de superar los 1.800 kms, o sea de alcanzar Europa y Rusia. Y no olvidemos que los ayatollahs iraníes tienen ambiciones hegemónicas desde el Golfo Pérsico al Mediterráneo”.

En medio de esta tormenta de ideas y opiniones que se vive hoy en Israel y en las principales capitales del mundo, el Premier Netanyahu se enfrenta a una decisión todavía más difícil que la que tomó su maestro político, Menajem Beguin, cuando en 1981 ordenó el “Operativo Babilonia”… la destrucción total de Osirak, el reactor nuclear de Sadam Hussein. 
Publicar un comentario