Google+ Followers

9 de agosto de 2014

Javier Bonilla
Peligroso aprendiz de canciller
  • Luego del papelón y la traición a Paraguay en 2012- de lo que se quiso lavar las manos al ver sus desastrosos resultados…- o de la constante genuflexión a su colega Timerman, mientras la Argentina kirchnerista , corrupta y bolivariana nos masacra, además de aproximarnos cada vez más al eje Caracas-La Habana, nuestro Talibán criollo quiere culminar su desbocada gestión, alejándonos aún más de Occidente y nuestro entorno, haciéndonos distanciar de Israel, un socio y amigo leal de Uruguay, empujándonos otra vez hacia la nada islámico-radical…
Muy bien ganado tiene su apodo de Mohamed Al-Magro, ahora más que nunca….!
Mohamed Al-Magro, además, “El guapo del barrio”?  Mirá vos….! Escuchalo:  “Observo severamente” al cónsul de Israel en Uruguay,  y su permanencia en Uruguay está condicionada a no incurrir en “declaraciones que no se ajustan a los usos diplomáticos y resultan agraviantes para las autoridades del país”..¡Tomá! Medio Tel Aviv no va a dormir por eso….! Qué miedito!
El cónsul Ron Gertenfeld criticó reiteradas aseveraciones del presidente uruguayo acerca de que la actitud de Israel en Gaza constituye un "genocidio". En declaraciones emitidas días atrás en un noticiero televisivo, sostuvo que esos dichos, explicables por "ignorancia", generan "antisemitismo". Asimismo agregó que, aunque no exista intención, los últimos pronunciamientos del gobierno uruguayo "favorecen" a Hamás, la organización terrorista  que controla  Gaza.
Yo,  a lo de “genocidio” en la aguardentosa boca de Mujica lo tildo sencillamente de nueva animalada autodestructiva y pendenciera. ¡Otra más!
Y lo del mismo Pepe amenazando con retirar el embajador uruguayo en Israel, ¿cómo lo llamaría, nuestro aprendiz de Talleyrand?
Para la embajadora israelí en Uruguay, Nina Ben Ami, las afirmaciones del presidente uruguayo, al calificar como genocidio las acciones militares en Gaza no fueron un asunto menor. “Las declaraciones sobre genocidio fueron muy perturbadoras para mi país. No parece ser el lenguaje que  de un país amigo hacia otro que está tratando de defenderse”.
Uno de los aspectos más graves del rebuzno presidencial  es haber expresado que las acciones militares perpetradas contra la población civil en la Franja de Gaza pueden hacer despertar respuestas del mundo musulmán “como el atentado ocurrido en la AMIA” la sede mutual israelita de Buenos Aires, en 1994, con 85 muertos, y aún no resuelto. ¿Justificando nuevos crímenes? ¿Justificando a los débiles mentales que se inmolan en un subte o en un avión? ¿Qué se pretende?
Peor aún: algunos, como el vocero de Relaciones Exteriores de la intendencia de Montevideo, y conocido activista pro marihuana legal, el tupamaro  Sebastián Valdomir, han hablado de "holocausto palestino",  y conminado a los judíos a irse "y no volver  ni al Uruguay ni al Mercosur". ¿Qué debería hacer Israel con este tipejo, que ostenta, nada menos que uno o dos cargos oficiales?
Mientras tanto, nada ha dicho el gobierno uruguayo sobre las decenas de miles de víctimas en Siria -de donde se traerán 120 refugiados , contrariando a la oposición, seguramente no oriundos de su numerosísima y perseguida comunidad cristiana de casi dos millones de personas que piden auxilio desesperadamente- ni de los asesinatos seriales o mutilaciones de fieles de religiones no musulmanas en Irak, por parte de los terroristas del ISIS que han diezmado Mosul…
Nada dice, el (des) gobierno, tan defensor de los derechos gays, el matrimonio igualitario, las pensiones para transexuales y lo “inclusivo” de los ahorcamientos y decapitaciones de homosexuales en Irán y demás países medievales donde rige la sharia.
Nada comenta el (des)gobierno tan proclive a ampliar los que denomina “nuevos” derechos de la mujer -ni las feministas mismas- de las mutilaciones o las lapidaciones, latigazos y demás bestialidades contra la mujer habituales en el mundo islámico! O las ligaduras de trompas a las cristianas indonesias, mientras las musulmanas son alentadas a parir…
Nada expresa sobre el adoctrinamiento inmoral al que se somete a los niños en Gaza, incitándolos al suicidio, al martirologio, a explotarse en una esquina en la TV local!
Nada más que un tironcito de orejas le dio Almagro hace un tiempo al embajador iraní cuando ante una platea extremista del 26 de Marzo aseveró la inexistencia del Holocausto.
¡Y ni que hablar….! ¡Nadie presionó diplomáticamente desde el Palacio Santos a Nigeria para que las hoy mucho más de 300 niñas secuestradas y probablemente violadas por los salvajes del Boko Haram sean devueltas!
Nadie desde el oficialismo tildó de “genocidio” (aunque las intenciones sean confesas) a las múltiples explosiones de iglesias cristianas -con fieles adentro- en Nigeria, ni las matanzas de occidentales en Mali, ni las persecuciones a los no musulmanes en Indonesia…
Eso sí…
Almagro, esa mezcla  criolla de Talibán y Talleyrand (sin la cultura de este último…)  bien que quiso presionar a la oposición para dejar la política exterior fuera de la campaña electoral, talvez soñando con un premio nóbel para Mujica o una silla, cada vez más insignificante en el Consejo de Seguridad, una Secretaría en la insulsa OEA de Insulza, o la UNASUR/UNAURSS…
¿Cuál política exterior?
Publicar un comentario