Google+ Followers

14 de septiembre de 2010

Una entrevista a un no judio






Entrevista a Nonie Darwish, fundadora de "Arabs For Israel "

Por Lela Gilbert

jueves 15 de julio de 2010

Una infiel en Israel. Entrevista a Nonie Darwish, fundadora de 'Arabs For Israel'

Por Lela Gilbert
Traducción: Blog Marcelo Levit
15 sept. 2008

Nonie Darwish nació en El Cairo, a principios de los 50 se mudó con su familia a la franja de Gaza ocupada por Egipto, donde su padre, el Teniente. Gral. Mustafá Hafez, fue designado por el presidente Gamal Abdel Nasser para comandar la Inteligencia del Ejército egipcio.

Hafez fundó la unidad de fedayines palestinos con el objetivo de lanzar ataques terroristas a lo largo de la frontera sur de Israel. Entre 1951 y 1956 los fedayines asesinaron unos 400 israelíes.

En julio de 1956, cuando Nonie tenía 8 años, su padre fue el primer objetivo antiterrorista del Ejército de Defensa de Israel . Inmediatamente fue elevado al sitial de mártir en la Guerra Santa. Nonie, entretanto, se graduó en una universidad americana y más tarde trabajó como periodista. En 1978 se mudó a EE.UU. donde se convirtió al cristianismo.

El libro de Nonie Darwish 'Ahora me llaman infiel', me fascinó, y recuerdo haber pensado cuando lo leí, que me encantaría encontrarme con esta mujer. La oportunidad se dio durante su reciente visita a Jerusalem donde vino para hablar sobre la Fiesta de los Tabernáculos.

Comenzamos nuestra conversación hablando el historial de su familia:

-Hiciste la escuela primaria en Gaza , ¿cómo era?

En la escuela primaria aprendimos el odio y la venganza. La paz nunca fue una opción, se la ve como un signo de debilidad y derrota. Los maestros llenaban nuestros oídos con el miedo a los judíos, eso hizo que odiar sea fácil y el terrorismo fuese aceptable, hasta honorable. Ahora mirando hacia atrás, nunca escuché una canción de paz en árabe. Todo lo que escuchábamos eran canciones de yihad, martirios y guerras santas.

-En 'Ahora me llaman infiel' vos escribiste sobre las dificultades que tu madre enfrentó como viuda, a pesar de que tu padre era un héroe egipcio. ¿Cómo fue tu vida y la de tu familia después que tu padre muriera?

Después de la muerte de mi padre, mi madre tuvo que enfrentar su vida sola con cinco hijos, en una cultura que respeta solamente a las familias lideradas por un hombre. En los 50 pocas mujeres manejaban un auto, de hecho hoy día en Arabia Saudita las mujeres van presas por conducir un vehículo, mi madre era insultada por haber comprado un auto para llevarnos al colegio.

-Tú dijiste que gradualmente comenzaste a cuestionarte la cultura en la que vivías, ¿te viene algún incidente específico a la memoria que te haya dado un vuelco en este tema?

Recuerdo haber visitado a un amigo cristiano en El Cairo durante un viernes de plegaria, ambos escuchábamos los ataques verbales hacia cristianos y judíos desde los altoparlantes de la ciudad. Escuchamos 'Ojalá Dios destruya a los infieles y a los judíos, los enemigos de Dios…' y créelo o no, cuando creces escuchando esos discursos, te suenan y se sienten normales. Pero mi amigo cristiano se puso pálido y se asustó y yo me sentí avergonzada. Ésa fue la primera vez que me di cuenta que algo estaba equivocado con la forma en que mi religión era pensada y practicada.

-Tú haces mucho hincapié en tu libro sobre las graves consecuencias que trae la poligamia en la cultura árabe, ¿por qué?

La poligamia tiene un efecto devastador en la dinámica de la familia, en la relación marido-esposa y en las relaciones entre las mujeres de un mismo marido. Muchos hombres musulmanes tienen solamente una esposa, pero el daño a la relación marido-mujer ya ha sido hecho en el contrato matrimonial musulmán, en el cual el hombre no le debe fidelidad a su mujer. Además del nombre de la comprometida, el contrato matrimonial tiene tres espacios dejados en blanco para ser llenados con los nombres de cualquier otra mujer que el hombre desee tomar más tarde como esposa. A pesar de esto, una buena mujer musulmana debe aceptar su destino bajo la ley de la sharía.

-¿Cómo describirías la ley de la sharía?

Bajo la ley islámica sharía, los castigos incluyen azotes, lapidación, decapitación y amputación de miembros. Estos son castigos crueles e inusuales bajo los estándares occidentales. Abandonar el islam es penado con la muerte. Si algún país islámico falla en matar a un apóstata, su muerte está garantizada a manos de las turbas callejeras. Eso hace que el islam, más que una religión, sea un estado de vida, con un sistema legal elaborado que te manda a la muerte si lo abandonas. La sharía garantiza que no hay un cruce tipo 'Muro de Berlín' en un país musulmán.

Afortunadamente la mayoría de los países musulmanes no practican la criminal ley sharía simplemente porque no tienen estómago para hacerlo. (Nota de la Redaccion: Sudán, Irán y Argelia sí la cumplen). Pero la ley sharía de la familia, en todos los países musulmanes, permite no solamente a los hombres el derecho de un fácil divorcio, permite hasta cuatro esposas y se le permite golpearlas. Una mujer es solamente respetada cuando esconde su cuerpo, rostro y hasta su identidad.

-Has estado en Israel en varias ocasiones. Bajo tu punto de vista, ¿cuál es la diferencia que hay con el resto de Medio Oriente?

Israel realmente trae esperanza a la región. Israel es el único país de Medio Oriente que permite la libertad religiosa. A pesar de ser el país mas angosto de esta región (N. de la R.: posee 40 Km. de ancho en su parte más angosta), no teme permitir que los musulmanes tengan sus mezquitas para orar en ellas. No tienen temor de permitir a los cristianos todas las libertades. Es realmente crédito del judaísmo que no sea tan posesivo como el islam. Tú sabes, es increíble, con todo el territorio que tienen los países musulmanes, desde Marruecos hasta Indonesia, todo el dinero del petróleo y todas las armas, ningún país árabe se siente seguro de su existencia.

¿Cómo puede ser que 1.300 millones de musulmanes se sientan amenazados por cinco millones de judíos ? Eso dice mucho. Y he aprendido que el miedo y el odio son fomentados por los educadores religiosos islámicos, por su liderazgo político y por sus intelectuales.

Odiar a Israel es la forma en que opera el mundo árabe. Necesitan un enemigo externo porque hay tanta confusión dentro del mundo islámico y realmente nadie puede decir la razón. ¿Por qué tenemos tanta confusión? ¿Por qué estamos tan enojados? ¿Por qué tenemos tanta furia en nuestras familias? Pero nadie se atreve a decir nada debido a la sharía.

-Todavía tienes miembros de tu familia en Egipto. ¿Cuándo fue la última vez que los viste y cuáles fueron tus pensamientos sobre la vida ahí durante tu estancia?

En agosto del 2001 visité el lugar donde nací y me sentí asombrada al ver como han sido tomados por los radicales islámicos. El nivel de ira y odio en los discursos era alarmante, vi extrema pobreza, polución, materiales peligrosos y basura a lo largo del Nilo. Había alto desempleo, inflación y corrupción generalizada. Pero cuando leí un diario árabe lo único que vi eran acusaciones a Israel y a EE.UU. Los ciudadanos desconocían todo sobre las atrocidades de musulmanes-contra-musulmanes en Irak, Argelia, Sudán y otros lugares. (N.de la R: en Irak: shiítas contra sunnitas, en Sudán: dos millones asesinados). Estuve feliz de volver a EE.UU. en la tarde del 10 de septiembre del 2001.

-¿Y a la mañana siguiente?

Al día siguiente, cuando vi el segundo avión impactar en la otra torre, pensé 'la yihad ha llegado a América', Muhammad Atta era de El Cairo , ¡la misma ciudad de la que yo vine! Llamé a varios amigos míos en El Cairo ese mismo día, pero todos ellos estaban como negados y me preguntaban: ' Cómo te atreves a decir que los árabes hicieron esto ? No sabes que esto es una conspiración judía?'.

-¿La gente con la que hablaste eran partidarios del radicalismo islámico?

No, no eran radicales, eran egipcios comunes y normales, que entre otras cosas son gente muy amable. Colgué el teléfono y me sentí muy sola y desconectada de mi cultura de origen. Una vez más, mi pueblo estaba acusando a los judíos por algo que era por todos bien sabido que nosotros, los árabes lo habíamos hecho…

Comencé a dar charlas después del 11/9 por respeto a las 3.000 personas que murieron ese día. También diserté sobre mi empatía hacia Israel , un país que merece nuestro respeto y no nuestro odio. Y hoy día hablo sobre el amor por mi cultura de origen, la cual está en un estado de desesperada necesidad de reforma. El terrorismo árabe está destruyendo la moral y el atractivo de la cultura árabe.

-Has escrito sobre el rol que juega la envidia en el mundo musulmán, describiéndolo como una raíz de pensamiento antiamericano y antijudío. ¿Puedes explicarnos qué quisiste decir?

Como musulmanes tememos al progreso de los otros. Nosotros lo llamamos 'hasad', que significa 'envidia'. A diferencia de las enseñanzas cristianas, las cuales advierten que la envidia es pecado de quien envidia, en el islam la envidia es vista como un insulto de la persona a la cual uno envidia. Como resultado de eso vemos a menudo que los musulmanes esconden sus buenas noticias o las mantienen para ellos. Hasta felicitar a alguien es peligroso, podría ser tomado como un insulto. El resultado final es el de una población extremadamente desconfiada… Los islamistas están ciegos por la envidia y no pueden entender el éxito de Israel . Ellos dicen que se debe a una conspiración y no al mérito al trabajo… Se han olvidado que el éxito del judaísmo a lo largo de los siglos se debe a que es una cultura que promueve la excelencia y está bendecida con la autodisciplina, la educación, la dedicación y orientada a hacer que este mundo sea un lugar mejor. ¡Ahí no hay ninguna conspiración! Si los árabes quisieran competir con los judíos, déjenlos entrar al reino de la innovación y la educación y no aterrorizar y eliminar a la oposición. Los errores árabes son todos achacados a Israel , a Occidente y al colonialismo. Mirando un mapa de Israel en relación al tamaño del mundo árabe, que alguien me diga si los árabes necesitan más territorio, lo que necesitan es más tolerancia. No es falta de tierra, es falta de libertad.

-Exactamente, ¿cómo hacen los predicadores musulmanes para agitar de ira y odio contra los no-musulmanes?

Los no-musulmanes no sólo son insultados, a menudo se los describe como 'nagas', en castellano 'inmundicia'. El Times de Londres reportó que a los estudiantes musulmanes en Gran Bretaña les están enseñando a despreciar a los no-musulmanes por inmundos. Éste es el motivo del porqué muchos árabes creen que la existencia de no-musulmanes en tierras árabes es una profanación. Ése es el motivo por el cual EE.UU., habiendo defendido a los musulmanes de los ataques serbios, apoyó a los musulmanes afganos contra los ataques soviéticos, alimentó a los musulmanes somalíes hambreados por sus mismos líderes, y no recibe ningún crédito del mundo islámico. De hecho, el resultado es justamente lo contrario, cuanto más tratan de estabilizar la región, más son despreciados. Los musulmanes no quieren ser rescatados ni ayudados por los 'infieles', éste es un orgullo cultural que los avergüenza por sentimientos de inferioridad y dependencia de los no-musulmanes.

-Además en tu libro explicas otros trabajos que estás haciendo.

En febrero de 2004 funde una organización llamada 'Árabes por Israel '. Algunos criticaron el nombre clamando que implica una falta de apoyo a los árabes. Pero el apoyo a Israel no significa ser antiárabe. Yo amo a mi pueblo, pero para que suceda la paz necesitamos un gran salto, una nueva actitud, perdón y compasión. Nosotros, los árabes, necesitamos preguntarnos '¿qué podemos hacer?' y no focalizarnos todo el tiempo en lo que Israel debiera hacer para construir confianza, respeto y paz. Mejorar las condiciones de vida de los árabes no es responsabilidad de Israel , es responsabilidad de los árabes y de sus gobiernos. Y los niños árabes no necesitan crecer en el odio, ellos necesitan esperanza. No necesitan 'yihad', necesitan trabajo.

-¿Cuáles son tus temores por Israel ?

Mi gran temor por Israel es que pierda el deseo de luchar. Sus fundadores ya han fallecido y ahora el mismo liberalismo que está debilitando a Occidente, también esta aquí. Temo que Israel entregue demasiado y el país sea muy pequeño para poder ser defendido. Porque cuanto más das a los árabes, más quieren, es parte de su cultura. Mi pueblo es un pueblo hermoso y ruego a Dios que encuentren indulgencia en sus corazones.

Por Lela Gilbert
Traducción: Blog Marcelo Levit

Fuente: http://infoblog.blogcindario.com/2009/03/00121-una-infiel-en-israel-entrevista-a-nonie-darwish-fundadora-de-arabs-for-israel.html


Why I left Islam - Nonie Darwish .............



http://www.youtube.com/watch?v=RZ3T2Y2QksE&feature=related








This message was enriched by Impactia Technologies Ltd. www.impactia.com
Please do not enrich emails sent to me.









Publicar un comentario